Blogia
CRPS SALAMANCA

ACTIVIDADES DEL CENTRO

¡EL ECOSISTEMA PLANETARIO SE

DESMORONA!

 

Me voy acercando a los sesenta años y recuerdo que ya, desde mi infancia, el fantasma de la contaminación empezaba a asomar acechando a la supervivencia del ser humano sobre la Tierra. Este peligro se ha ido acentuando, a pasos agigantados, en éstos últimos cuarenta ó cincuenta años y, por desgracia, se siguen sin tomar los remedios procedentes y eficaces para erradicarlo.

A este contratiempo se suma la destrucción progresiva de la Capa de Ozono que, en la actualidad, presenta un agujero tan extenso como la Antártida ó lo que es lo mismo, como toda Europa junta, ó como Brasil, Estados Unidos, Canadá, Australia ó China, producida por multitud de agentes químicos artificiales volátiles (aerosoles), nocivos para la misma. Se prosigue haciendo caso omiso a los científicos para continuarse transgrediendo la integridad del envoltorio ozónico que el Buen Dios nos ha colocado para nuestro Bien con la sana finalidad de que esta Capa de Ozono nos filtre los rayos ultravioleta (UVA) y no nos lleguen directamente del Sol, previniendo así el que no nos abrasen vivos junto a las demás formas de vida del Globo Terráqueo.

También nos complace desafiar a la Naturaleza con la tala y quema indiscriminada de las selvas y los bosques, especialmente de las especies arbóreas que están en vías de desaparición y de las que tardarán muchos años en alcanzar el estado adulto. De esta forma denigrante impedimos que la atmósfera que nos rodea, se oxigene adecuadamente. Por esta razón estamos taponando la fuente principal del oxígeno atmosférico protagonizada, pues, por toda la vegetación.

El déficit de oxigeno conlleva a que respiremos un aire enrarecido y además viciado por los gases ponzoñosos que dimanan de las combustiones energéticas masificadas. La repoblación forestal sigue unas pautas más lentas que el desguace vegetal alocado que no repara en cargarse diversas clases de plantas, únicas en su especie, y que jamás podrán regenerarse.

La contaminación se extiende ya por tierra, mar y aire.

Entre la intoxicación generalizada de la atmósfera, las fechorías crematorias contra los vegetales, el envenenamiento constante de las aguas dulces y saladas, de origen casi siempre industrial, los cúmulos de desechos no degradables, proseguimos haciendo oposiciones al suicidio colectivo de todo el Género Humano.

Existen demasiados “epulones” desaprensivos, sobretodo en los países más desarrollados que sólo se afanan por el lucro personal e imperial, sin perdonar el futuro esperanzador del Mundo, al que están cavando su fosa con sus múltiples vertidos tóxicos empresariales. Es estado del Planeta deteriorado y demacrado por la fiebre provocada, en su mayoría, por tales sinvergüenzas, se traduce en una grave desorganización de todo el engranaje medio-ambiental.

Se arremete contra sus mecanismos defensivos hasta lesionarlo, por eso, el clima se distorsiona experimentando cambios

 anómalos que ponen en jaque a todos los habitantes de la Esfera terrestre. Las defensas fisiológicas, naturales ó ecológicas reciben tantas embestidas que pierden la paciencia, devolviéndonos como represalia tempestades y sequías cada vez más virulentas de forma similar a cuando tocamos un avispero: las avispas se encolerizan y se rebelan contra nosotros clavándonos sus aguijones venenosos.

Si las Autoridades competentes se siguen manteniendo dormidas en los laureles, la persistencia en el Mapa tendrá contados sus días y el ser humano acabará por extinguirse, víctima de su descivilización.

Esto está sucediendo por dar más credibilidad al “dios” dinero que al Dios benefactor, que es el que ha sometido todo nuestro entorno a leyes precisas y justas para que las respetemos y para que usemos los recursos naturales en provecho de todos, sin caer en las bajezas de los abusos temerarios, imprudentes e irracionales. Mas me temo que los ricachones, propietarios de colosales industrias antiecológicas no desistirán de sus golosas apetencias aunque arruinen con su gula materialista y desafiante el hábitat natural de las personas y que es insustituible, pues no podemos disponer de otro de recambio.

Presiento que ni con rayos y truenos se conseguirá rendir a la opulencia cegata y descerebrada ante el primer compromiso de salvaguardar la Tierra con todos sus moradores.

El régimen capitalista, plagado de intereses económicos creados y por crear, es difícil que se arrodille ante la Salud Pública del Orbe entero concediéndole la prioridad que se merece, despojándose de los beneficios monetarios que supongan un peligro para la misma, para honrar al Ecosistema Planetario y salvarle del naufragio que está atravesando.

¿Cómo se puede frenar esta carrera desbocada e insultante del capitalismo, dopada por locas ambiciones, para perpetuar la Vida sobre el Planeta?.

¿No nos daremos todos el batacazo por atentarse impunemente contra el Derecho a la Vida saludable, el principal Derecho Humano, justificándose “razones” sustitutas prostituidas por don dinero?. Ó ¿es que es exagerado plantearse estas preguntas?.

Entiendo que es imprescindible restablecer el equilibrio de la Naturaleza, recobrando sus defensas intactas, extrapolando y descalificando las acciones ilícitas, especulativas y contraproducentes de los glotones avariciosos, con el cabal objetivo de desviar sus sobrantes ganancias infecciosas a favor de la óptima Salud de todo el entorno planetario para garantizar al ser humano el hábitat, totalmente saneado, que se merece para hacer posible la legitimación de su sagrada Vida.

Es bueno fomentar y potenciar las energías eólica, solar, hulla blanca y, tal vez, la de los biocarburantes para transformarlas en electricidad que es una energía limpia, apta para satisfacer las necesidades energéticas de la Humanidad. 

Es posible que la energía eléctrica, proveniente de tales fuentes, no sea la total panacea para independizarnos del Oro Negro que muy probablemente agotaremos antes de treinta años; pero sí que puede servir de trampolín transitorio para solventar la crisis energética que se avecinará.

Si no queremos investigar con decisión férrea para cortar las infinitas emisiones perjudiciales contra el Ecosistema, la fiebre del Planeta se disparará hasta límites incompatibles con la Vida en el mismo. No me extraña nada de que cuando tantos científicos reiteran en hacer sonar la alarma, es porque el resultado de sus estudios está bien fundamentado y los gobernantes de los Estados ricos, que son los mayores contaminantes, tienen el deber prioritario de escucharles y de poner todos los medios económicos suficientes para impedir este presunto exterminio global aunque se tenga que subyugar a Don Dinero al Interés Capital de la supervivencia del ser humano. Si no acatamos las leyes científicas de la Naturaleza que Dios nos ha regalado, Ella misma nos cobrará su dramática factura.

Tampoco me sorprende de que el cambio climático desencadene sequías, aparejadas de desertización, restringiendo las cosechas en detrimento de todos los pueblos, especialmente de los más necesitados.

Es imperativo religioso, moral y humano el de resarcir a las Naciones indigentes con provisiones e indemnizaciones pecuniarias, pero, al mismo tiempo, hay que atajar este mal de raíz, eliminando de la Faz terrena toda clase de sustancias perniciosas contra la Meteorología natural.

También tenemos que darnos cuenta de que los recursos materiales del Astro en el que habitamos son limitados y, por lo tanto, agotables. Por eso es indispensable extremar el reciclaje de todos los materiales no erosionables para recuperar las mismas materias primas y así poder reutilizarlas enésimas veces. Además es preciso multiplicar la fabricación de utensilios degradables con el fin de instalar un medio-ambiente racional y superlimpio donde la fauna y la flora pervivan y evolucionen con naturalidad.

Aunque este proceso de Rescate Ecológico tenga que hacerse lentamente para dar tiempo a que la tecnología se adapte a las actuales energías renovables y a las que probablemente estén por venir, las Autoridades competentes de los países más desarrollados, deben de comprometerse en la toma de acuerdos planetarios firmes y resolutivos en defensa de la Vida perdurable y cualificada de todos los inquilinos de la Tierra.

Mi objetivo es que el ser humano llegue a prescindir del petróleo y sus derivados abogando por las energías naturales, renovables, limpias ó ecológicas, aunque tengamos que ser tolerantes, durante la transición energética, con las combustiones menos malas como las del carbón de piedra y las del gas ciudad etc.

Sin depurar el Planeta no podemos progresar, por eso, hay que apostar por las energías más ecológicas capaces de mover toda la maquinaria que nos sea imprescindible.

Sólo en el caso de emergencia, por déficit energético mundial, si no existe otra alternativa mejor, no tenemos más remedio que arriesgar por la construcción de centrales atómicas hasta que se haga realidad la Energía Ecológica que mueva todas las máquinas que precise el Orbe entero. ¡No esperemos al agotamiento petrolífero para adoptar decisiones precipitadas porque así nos estrellaremos casi seguro!. ¡Ojalá que me equivoque!. Es verdad que la catástrofe de Chernóbil junto a los recientes escapes radiactivos de Fukushima, nos pone a todos los pelos de punta, pero son las dos excepciones que confirman la regla de que las centrales de Fisión nuclear ó atómicas, sobretodo las más modernas, son bastante seguras, aunque tengamos que empezar antes por anular las toxicidades de sus residuos dedicando a la investigación todos los recursos económicos que se necesiten.

Además de todo lo expuesto anteriormente se debe de proceder a la potenciación del ferrocarril y del transporte urbano, excluyéndose toda clase de locomoción superflua, aunque se restrinjan libertades al individuo por resultar incompatibles con los movimientos de todas y cada una de las demás personas.

¿Estará la Ciencia lo suficientemente capacitada como para disociar el agua, tan abundante en la Naturaleza, y utilizar su Hidrógeno de combustible, seguro que mucho más ecológico que cualquiera de los parientes y derivados del petróleo y de esta forma el Oxígeno, desprendido de la descomposición acuosa, podría enriquecer la atmósfera, contrarrestando la acción contaminadora humana?.

Y a un plazo más remoto, ¿Seremos capaces de generar y controlar la Energía de Fusión, mucho más potente que la atómica y que es del todo ecológica, sobre la que ya se está investigando en diversas Zonas como USA y Japón?.

Estoy convencido de que si conseguimos un ambiente pulcro, anclaremos los cimientos básicos para desterrar, de una vez por todas, la miseria de millones de pobladores a los que una minoría acaudalada sigue apisonando y dando la espalda impunemente.

La crisis económica y financiera que atraviesa el Mundo ahora se tiene que resolver sobre la base de la abolición paulatina de todas las combustiones patológicas para prevenir un desastre venidero sin precedentes.

Los políticos de las Naciones pioneras han de enfocar y encauzar la deriva peligrosa del sistema capitalista hacia el Rescate Ecológico tan imprescindible. Y si se obstinan en desoír los consejos de los científicos, la situación general llegará a ser insostenible, la anarquía meteorológica se prodigará hasta el infinito, la Naturaleza nos irá enseñando sus dientes cada vez más afilados y los Sansones de la Economía perecerán con todos los filisteos.

 

                                                     FIN

                          En Salamanca a 13 de Marzo de 2.012

                             ISAAC GUTIÉRREZ RODRÍGUEZ

      

 

 

 

NOS VAMOS AL TEATRO

Es jueves día 9 de febrero, otra mañana más con “frío siberiano que pela”, pero a nosotros no nos importa porque hoy nos vamos al Teatro Liceo, a ver la función “Vuela si puedes” de la compañía  Teatro Paraíso

Esta compañía que la va a representar lleva ya 30 años en escenarios comprometida con el teatro, la infancia, educación artística y mantiene una acción continuada de formación de público.

“Ya estamos dentro” ¡Qué ilusión!, nos han acomodado en los palcos, muy cerca del escenario para verlo con todo detalle y el teatro está lleno, lleno de inocencia, de alegría, de bullicio y de alboroto hasta que se hace el silencio absoluto y empieza la función...

Ahí están en el escenario, los tres pájaros raros, aterrorizados bajo la estruendosa tormenta, intentando llamar la atención de la bandada que levanta el vuelo y los deja abandonados a su suerte, en tierra, sin comida, sin agua, y sin con qué protegerse.

Pasa la tormenta y ven que no están solos y que pueden unir fuerzas unos con los otros y esto crea situaciones muy graciosas que hace que la sala sea motivo de risas y carcajadas. La ilusión de que aunque estén solos, si comparten lo que tienen, pueden sobrevivir, puede más que el motivo de su abandono por parte de la bandada que fue su discapacidad; de uno su gordura, que le impide levantar el vuelo, de la otra que no era un pájaro si no un pez que no sabía nadar ni pescar, el tercero, de pequeño cayó en un bidón radiactivo y sus neuronas quedaron dañadas; más aún, una sorpresa sale del bosque para dejarnos a todos con la boca abierta! Otro pájaro raro, esta vez anciano y con el ala rota que también habían dejado a su suerte y que se unió a ellos para sobrevivir.

Pero estaba por llegar lo peor...”el gran huracán”, lo que motivó el abandono de la bandada por retrasar su vuelo. Durante “el gran huracán”, mientras los pájaros raros se agarraban con todas sus fuerzas, toda la sala en silencio conteníamos la respiración y queríamos que aguantaran para poder salvarse. Y así fue. Cuando pasó y se pusieron en contacto con los otros pájaros para avisarles que “el gran huracán” iba en su dirección ya era demasiado tarde y los que actuaron de forma egoísta dejándoles allí, porque se suponía que iban a ser más rápidos y salvar la vida, fueron los que perecieron y los abandonados por discapacitados que iban a entorpecer y probablemente hacerles ir más lentos, al ser solidarios, ayudarse unos a otros y compartir los alimentos que tenían fueron los que salvaron sus vidas...

Y esta es la moraleja que tenemos que sacar para aplicarla nosotros en nuestro día a día, solidaridad, ayuda mutua y respeto sin discriminación.

                                                                                           Susana Santos

  

SALIDA CULTURAL

 

HISTORIA BREVE SOBRE EL PUEBLO IBERO

Los viernes de cada semana son los días que solemos salir a la capital charra, los demás días, exceptuando los sábados y domingos, impartimos las actividades en el C.R.P.S. del hospital “Los Montalvos”.

 Uno de estos viernes, concretamente el día tres de Febrero del presente año 2.012 nos citamos todos los usuarios de este Centro de Rehabilitación Psicosocial (C.R.P.S.), junto a nuestros monitores, en las cercanías de la entrada del “Corte Inglés” a las diez y cuarto de la mañana.

Nuestro objetivo fue visitar una exposición gratuita sobre los iberos ubicada en un recinto de la Plaza de la Concordia, justo por detrás del lugar de la cita.

Nos reunimos un total de quince a veinte personas y arribamos a la carpa expositiva patrocinada por la Caixa.

 Me gustó mucho la profesionalidad docente y laboriosa de la joven guía que nos explicó a grosso modo la vida y organización de este pueblo ibero y me resultó amena su intervención por las cosas que aprendí y por las que conseguí rememorar.

Los iberos fueron los primeros pobladores históricos de España y su civilización se remonta a la Edad de los Metales, es decir, desde los siglos VII a I antes de Cristo.

 Los iberos eran de origen africano. Vivían casi exclusivamente de la agricultura y de la ganadería comerciando con los productos alimenticios generados por estas fuentes  productivas. El comercio quedaba en manos de las altas jerarquías sociales.

 Se sabe que escribían de derecha a izquierda pero los escasos textos que conservamos de ellos representan enigmas indescifrables para la Ciencia. Las primeras monedas que utilizaron plagiaban a las griegas y datan de los siglos IV ó V a.d.C.

 Carecían de ejército organizado pero eran muy solidarios a la hora de defenderse con la estrategia de la guerra de guerrillas. Las atalayas de que disponían eran torres de vigilancia con miras defensivas.

 Desarrollaron la cerámica, la industria textil y la metalurgia.

No tenían una Religión definida e incineraban los cadáveres guardándolos en piezas de cerámica, como así parece el hecho de que la dama de Elche tuviera un orificio en su parte posterior y de esta manera ponerlas en parajes relajantes, colocaban animales diversos. Sus quehaceres me recordaban mucho a los que realizaron mis padres en la posguerra.

 Salamanca 28-Febrero-2.012

 ISAAC GUTIERREZ RODRIGUEZ

                

  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres